Servicios

Ámbito Personal

Ámbito Familiar

Ámbito Profesional

Ámbito Familiar

Vivir correctamente los vínculos.

Es muy importante entender, cuando hablamos de relaciones humanas, que cada uno de nosotros, individualmente, fuimos fuertemente condicionados por los vínculos que establecieron nuestros padres.

Uno de los PROBLEMAS más grandes en una relación es cuando pensamos “No soy realmente nosotros, yo todavía soy yo; y como sigo siendo un yo, me gustaría hacer esto, y hacerlo a mi manera”.

Recuerden que en las relaciones afectivas que establecemos entre los seres humanos no hay culpas, solo desamparo. No puede cambiar a la otra persona: por tanto, pregúntense, ¿es posible continuar con esta relación?. Se trata de reconocer la complejidad en la comunicación que hay en los vínculos y que hay que trabajar en ello.

Lo más importante para que una relación funcione es que cada uno de ustedes estén viviendo correctamente. Lo más importante de todo es que cada uno de ustedes se re-encuentre consigo mismo. Si no operas correctamente, no vas a obtener el propósito ni el Otro/s que te mereces en la vida.

Yo os acompañaré para que ustedes  tomen conciencia de dónde está el problema y traten de solucionarlo.
No se trata tanto de operar correctamente dentro de la relación, sino de operar correctamente por dentro como uno mismo y comunicarse con el otro con respeto.

La solución se encuentra en la manera en que operan y se comunican entre sí quienes están dentro de esa relación. La solución está pues, en rendirse a la aceptación del otro, a respetarlo tal cuál es.
De lo que se trata en definitiva es de que ustedes tomen conciencia de todas estas cosas.

Coaching de Vínculos

Orientación Profesional

Conociendo tus dones únicos

Todos tenemos preferencias psicológicas en términos de cómo percibimos el mundo y tomamos decisiones, así como una forma específica en que opera nuestra genética, que nos hace únicos. 

Al contrario de lo que la sociedad nos ha enseñado (homogeneización), cada uno de nosotros ES y debe ser diferente de los demás (individuación).
Ahora podemos ver y capitalizar esas diferencias. Somos más felices y nos sentimos más satisfechos cuando nuestros dones y talentos profesionales inherentes se expresan de nuestra propia manera única. Comprender esto puede quitarnos un gran peso; ¿Con qué frecuencia nos hemos comparado con alguien más? ¿Con qué frecuencia, cuando éramos niños, un padre, maestro o compañero nos comparó con otra persona? Compararnos con los demás crea la impresión de que no está bien ser quienes somos. Cuando agregamos eso al condicionamiento de nuestros primeros años, nos encontramos tratando de cambiar la forma en que actuamos para adaptarnos a los demás, lo que nos aleja aún más de la persona para la que nacimos.

Te acompaño y te guío para determinar TUS DONES PROFESIONALES ÚNICOS  de una forma objetiva y precisa y te aporto herramientas prácticas que puedes usar todos los días en tu vida, tus relaciones y tu carrera profesional. 

Coaching Profesional

Orientación Profesional

Respetar la singularidad desde la infancia

Los niños y los adolescentes también experimentan dificultades cotidianas que pueden obstaculizar, de algún modo, su bienestar. En ocasiones, padres y madres se plantean la posibilidad de buscar herramientas de apoyo para el niño. El coaching es un ejemplo de iniciativa posible que se enmarca en un espacio vital de creatividad, imaginación y descubrimiento.

El hogar y el espacio educativo son los dos escenarios principales en la rutina infantil; el coaching puede ayudar a un niño/joven a ganar confianza en sí mismo y eso beneficiará sus relaciones personales.

El coaching es una de las mejores herramientas para explotar el potencial en la infancia; este método de entrenamiento se utiliza para encontrar y promover el talento en la infancia.

Es importante inculcar al niño/joven la capacidad de ser más autónomo e independiente. De ahí, también tomarán una mayor responsabilidad y compromiso con el cumplimiento de sus objetivos.

El coaching infantil es un proceso de acompañamiento en el que los padres del niño también cumplen una función esencial. Además, cuando tu hijo es feliz, tú también te sientes más pleno con tu propia vida. Por tanto, el efecto del coaching también es nutritivo para la familia. Asimismo, esta experiencia puede ofrecer una mejora en la comunicación familiar.

¿Por qué utilizar el coaching en la infancia?

Tal vez el niño/joven esté teniendo un obstáculo o una dificultad en algún ámbito específico. La identificación de este bloqueo o de la meta a alcanzar da sentido a un proceso de estas características. Dicho objetivo expresa cuál es la dirección a seguir. El niño se conoce mejor a sí mismo a partir de esta nueva experiencia.

El niño es protagonista durante un proceso de coaching, en el que conecta con sus emociones.

También puede ocurrir que la razón por la que el niño inicia un proceso de coaching sea académica. Por ejemplo, puede necesitar un refuerzo en la gestión del tiempo o incrementar la motivación. Asimismo, puede aumentar su compromiso con las responsabilidades propias de su edad.

A través de esta experiencia, el niño/joven también desarrolla nuevas habilidades que influyen directamente en su felicidad. Por ejemplo, el niño es más feliz cuando dedica parte de su tiempo a hacer aquellas actividades de ocio que le gustan. Por medio de este proceso de entrenamiento, el niño puede identificar qué es aquello que quiere hacer y estar más seguro de sus decisiones.

La inteligencia emocional es muy importante para todo ser humano. Aprender a gestionar las emociones desde la infancia es un valor totalmente necesario. Los niños viven un periodo en el que son muy receptivos hacia el aprendizaje y, éste, no solo se refiere al conocimiento que retienen de las materias que se estudian.

La inteligencia emocional también está presente en la comunicación. Por medio del coaching infantil, el niño/joven puede descubrir nuevas herramientas que podrá utilizar, posteriormente, en su día a día.

El coaching infantil es una fuente de inspiración, es decir, no parte de objetivos generalizados porque cada historia es un mundo. Con lo cual, no nos referimos a una técnica que cuente con un decálogo de uso general.

El acompañamiento a través de los juegos compartidos, los mensajes de refuerzo, las pautas educativas, la paciencia y el tiempo en familia son vitales. De ahí que también sea significativo el papel que adoptan los padres durante los procesos de coaching.

En definitiva, la metodología del coaching infantiljunto al apoyo de padres y educadores, ayuda a los niños a lograr objetivos específicos y realistas.

 

Coaching niños y Jóvenes (0 -17 años)